Semblanzas Cordobestias

La radio DE la ciudadanía PARA la ciudadanía

La historia de todos los países y de todas las ciudades tienen una cara A y una cara B. La nuestra, Córdoba, no iba a ser menos. Relatos ocultos, acontecimientos vergonzantes, narraciones equívocas forman un bagaje histórico que la ciudad pacata y levítica en la que vivimos se resiste a escuchar en su versión original, antes de que la erosión de las censuras, las plastas de los eruditos y la obediencia de los periodistas los repuliera desbastando sus aristas hasta hacerlos apenas reconocibles. Desde aquí trataremos de restituir esa memoria mutilada usando todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance. Pero la principal, la más imprescindible, será la del humor. Un humor sin adjetivos, pero sobre todo sin gamas cromáticas.